Durante más de cuarenta años el profesor Dr. T. Colin Campbell fue uno de los principales investigadores de la nutrición del mundo y uno de los más respetados. El profesor emérito de la Universidad de Cornell ha publicado más de 300 trabajos de investigación. Su legado, “El Proyecto China” es el estudio más completo de la salud y la nutrición que se haya realizado jamás. La investigación fue financiada por fondos públicos de investigación de los Estados Unidos y China y por lo tanto especialmente bien controlado por las instituciones.

Aquí algunas citas del libro “China Study” por el profesor Dr. T. Colin Campbell:

“Las personas cuya alimentación se basaba en productos de origen animal padecían en su mayoría enfermedades crónicas. Incluso cantidades relativamente pequeñas de alimentos de origen animal se asociaron con efectos adversos. Aquellas personas que tomaron la mayor parte de los alimentos de origen vegetal en sí, estaban saludables y tendían a no contraer enfermedades crónicas.”

“¿Cuál es la proteína que se mostraba decididamente como promotora del cáncer? La caseína, que supone el 87 % de la proteína en la leche de vaca, promueve todos los estadios del cáncer. ¿Cuál era la proteína que no se muestra como promotora del cáncer incluso en dosis altas? Las proteínas inofensivas son de origen vegetal, por ejemplo de trigo y soja.”

“Los nutrientes de los alimentos de origen animal aumentan el crecimiento del tumor, mientras que los nutrientes de los alimentos de origen vegetal disminuyen el desarrollo de tumores.”

“La estrecha asociación de la proteína animal, la alimentación alta en grasa con hormonas sexuales y una menarquía temprana, ambas aumentan el riesgo de cáncer de mama, es una importante observación. Esto demuestra que no deberíamos permitir a nuestros hijos consumir una dieta llena de alimentos de origen animal.”

“Un importante descubrimiento durante la observación, fue la estrecha relación existente entre las proteínas de origen animal, una alimentación con alto contenido en grasas y hormonas sexuales y una menarquía temprana, y el aumento del riesgo de cáncer de mama.

“Las personas con mas alto consumo de proteína animal, eran las más propensas a sufrir enfermedades de corazón, cáncer y diabetes.”

“Estos resultados además demuestran que las enfermedades cardíacas, la diabetes y la obesidad, se pueden revertir con una alimentación saludable, y por tanto pueden desaparecer. Otros estudios han demostrado de forma clara, que la alimentación incide directamente sobre varios tipos de cáncer, enfermedades autoinmunes, huesos y riñones, la vista y los daños cerebrales relacionados con la edad (como p.ej. Deterioro cognitivo y Alzheimer). Lo más importante, es que la alimentación que puede eliminar estas enfermedades y/o las podría evitar, procede de los mismos alimentos vegetales completos, que tanto en mis investigaciones experimentales, como en el ‘China Study’, habían demostrado ser promotores óptimos de una buena salud. Los resultados estuvieron en consonancia.”

“Recopilando toda la evidencia científica actual, de investigadores de todo el mundo, queda demostrado que la misma alimentación que es adecuada para la prevención del cáncer, también lo es para la prevención de enfermedades cardíacas, obesidad, diabetes, cataratas, degeneración macular, Alzheimer, trastornos cognitivos, esclerosis múltiple, osteoporosis y otras enfermedades. Además, esta dieta beneficia a todos, independientemente de su genética o constitución personal. En todas estas enfermedades y en muchas otras, el denominador común es el mismo: una dieta poco saludable, con la mayoría de sus componentes tóxicos, y un estilo de vida inadecuado. Que cuenta además con un gran número de factores desencadenantes de enfermedades y carece de factores generadores de salud, es decir: la dieta occidental. Por otro lado, existe una forma de alimentarse que puede contrarrestar todas estas enfermedades, una alimentación basada en alimentos integrales de origen vegetal.”

“En definitiva, se trata de utilizar una gran variedad de alimentos de origen vegetal y apartar aquellos alimentos de origen animal que provocan los efectos nocivos para la salud que pasan casi desapercibidos. Estos últimos están presentes en todo tipo de carnes, productos lácteos y huevos.”

“Me di cuenta de que algunas de nuestras convicciones, profundamente arraigadas, son falsas y que la verdadera salud se oculta. Lo más lamentable es que la población en general lo desconoce y paga por ello el precio más alto.”

“Quiero erradicar la confusión que genera la información, darle a la salud simplicidad y, con ello, avalar mis descubrimientos basados en la evidencia científica a través de la investigación, resultado de estudios llevados a cabo por profesionales.”

“Personalmente pienso que, uno de los resultados más agradables de esta investigación, es que una buena nutrición y una buena salud son fáciles de conseguir. El contexto biológico entre alimentación y salud es extremadamente complejo, pero el mensaje es sencillo. Las recomendaciones de todos los estudios al respecto son tan simples que se pueden resumir en una sola frase: Coma alimentos completos de origen vegetal y reduzca el consumo de productos procesados y de alimentos enriquecidos con grases y sales, al mínimo.”

“Aunque los científicos, médicos y políticos responsables de las decisiones no se lo crean, para que la gente puede cambiar algo, todo el mundo debería saber que una alimentación basada en alimentos vegetales completos, es de lejos la forma más sana de nutrirse.”

El Dr. Caldwell B. Esselstyn fue incluido en 1994/1995, en la lista de los mejores médicos de los USA. Como ejemplo, él fue quien convenció al ex presidente de EE.UU. Bill Clinton, para iniciar una dieta Vegan. El Dr. Esselstyn escribió el libro “Prevenir y revertir enfermedades del corazón”. En este libro informa sobre los estudios realizados por el entre los años 80 y 90 con enfermos graves de corazón desahuciados por la medicina y a los que a menudo no les quedaba mucho tiempo de vida. Todos los pacientes que habían iniciado una alimentación estrictamente vegan, baja en grasas, no sólo sobrevivieron hasta el final de su libro, sino que incluso recuperaron la salud. ¡Esto llama especialmente la atención, ya que las enfermedades coronarias son la primera causa de muerte en los países occidentales industrializados! De acuerdo con los hallazgos del Dr. Esselstyn y otros científicos, las enfermedades coronarias no deberían existir, ya que todas son causadas por el consumo de carne, leche, productos lácteos, huevos y pescado. Por este motivo, el Dr. Esselstyn, explica muy claramente la razón por la que incluso una alimentación vegetariana no es saludable:

“El consumo de grasa incita al propio organismo a que produzca grandes cantidades de colesterol, por esta causa, los vegetarianos que consumen aceites, mantequilla, queso, leche, helados, donuts y pasteles rellenos, desarrollan enfermedades coronarias a pesar de que eviten comer carne.”

No es de extrañar entonces que existan estudios, en los que los vegetarianos presentan una peor salud que los carnívoros, ya que a menudo compensan la carne que dejan de comer, con un exceso de los alimentos más perjudiciales para la salud que existen: los productos lácteos. El Dr. Esselstyn destacó en todas sus apariciones públicas y en su libro que sólo una alimentación vegan sin productos de origen animal es sana y previene o puede incluso sanar enfermedades del corazón. Él rechaza abiertamente cualquier desviación de una alimentación vegan estricta:

“La clave del éxito consiste en tener en cuenta los detalles. En nuestro programa se elimina completamente y sin excepción, el consumo de todos los componentes que causan la arterosclerosis. Los pacientes deben eliminar de su vocabulario y de su pensamiento la frase de ‘un poco no hace daño‘. Hoy sabemos que lo contrario es lo correcto: ‘incluso un poco puede hacer daño‘, y, de hecho lo hace.”

Bill Clinton se curó de una grave enfermedad coronaria, que había puesto seriamente en peligro su vida y por la que se vio obligado a pasar por varias operaciones, gracias a una alimentación vegan que cumplió estrictamente según las indicaciones del profesor Campbell y Dr. Esselstyn. En una entrevista, Bill Clinton dijo lo siguiente:

“He dejado de comer carne, queso, leche e incluso peces. Ya no como ningún producto lácteo.” y añadió: “He decidido adoptar esta alimentación para aumentar al máximo mis posibilidades de vivir una larga vida.”